Consejos para Ahorrar

A continuación algunas recomendaciones para reducir tus gastos.

 
 

Reduce tus gastos

¿Cuál de tus gastos mensuales te preocupa más que los demás?  ¿Cómo lo podrías bajar si tuvieras que escoger entre ese gasto y poner comida en la mesa para tu familia?  Bota tus conceptos de gastos necesarios y míralos desde una nueva perspectiva.  Vas a poder ahorrar algo cada mes.

Usa tu tarjeta de crédito sabiamente

¿Cuáles fueron tus compras en tarjetas de crédito el mes pasado?  Si no logras saldar el balance cada mes ni bajar el balance, intenta vivir un mes sin usar la tarjeta.  Esto te debe ayudar a controlar mejor los desembolsos y permitirte bajar el balance un poco más rápido.

Habla con tu familia

¿Cuándo fue la última vez que tuvieron una reunión familiar para conversar sobre las finanzas del hogar?  Es una manera fabulosa para integrar a todo el mundo en la administración del hogar.  Toquen temas como el costo de la luz, los mensajes de texto, el tiempo en la ducha, el cable TV y salir al cine.  Consideren todas las sugerencias y midan el progreso de cada idea.

Comprar en grandes cantidades

¿Comprar en cantidades grandes ayuda?  Quizás, pero hay ciertas cosas de las que tenemos que estar pendientes.  Por ejemplo, las nueces se ponen viejas luego de un par de meses.  Si compras  envases grandes, ¿estás seguro que los van a consumir antes de que se pongan viejos?  Aceite es otro ejemplo, si no lo usas frecuentemente.  Comidas congeladas pueden dañarse luego de un tiempo largo en el congelador.  Cuando compras en cantidades asegúrate que el precio es mejor de lo que puedes obtener en otro lugar y que las van a consumir antes de que se dañe.

¿Cómo sabemos cuando los especiales son realmente buenos especiales?

Continuamente nos incitan a ir a las tiendas  por los especiales que ponen, las ventas. Pero, ¿cuándo es el precio algo especial, cuándo está en venta? ¿Cómo yo, el consumidor, voy a saber si el precio es bueno?  Solo compra lo que necesitas De hecho, no importa.  Si encuentras algo que te gusta pero piensas que el precio está muy alto, pues, piénsalo bien, quizá no lo necesitas. Entiende la diferfencia entre lo que necesitas y lo que deseas. Practícalo e irás mejorando con el tiempo.